• Segware

Tercerización de Servicios del Centro de Monitoreo: ¿vale la pena?

Para el mundo empresarial, la palabra tercerización ya es una vieja conocida. Sin embargo, con los avances tecnológicos, además de los cambios en el modelo de trabajo y de mercado, enfocados en la flexibilidad y las condiciones remotas, esta inversión en la prestación de servicios externos, adquirió otros aspectos.


El primero se basa en la estrategia, que es la premisa básica de este modelo de contratación, esta práctica también se diferencia por la diversificación de los sectores de aplicación del outsourcing. Actualmente, lo encontramos en los más variados servicios, como TI y seguridad, con la tercerización del Centro de Monitoreo, por ejemplo.


Si antes la tercerización era común entre los procesos más básicos de una organización, como la logística, la limpieza y el mantenimiento de la infraestructura, y tenía un único propósito bien definido: la reducción de costos, ahora se convierte en una herramienta estratégica para generar negocios más calificados para los clientes. A través de él, las empresas contratistas dirigen sus esfuerzos a las cosas que realmente importan en su segmento.


Para comprender cómo la tercerización o el outsourcing del Centro de Monitoreo, puede ser beneficioso para su empresa de seguridad, revise este contenido:


1. Qué es outsourcing?


1.1 Tipos de outsourcing

1.2 Diferencia entre tercerización y outsourcing


2. ¿Cómo funciona la tercerización del Centro de Monitoreo?


3. Razones para invertir en la tercerización u outsourcing del Centro de Monitoreo


¿Qué es Outsourcing?

En traducción libre, el término Outsourcing significa “fuente externa”, lo que quiere decir, en términos generales, que representa el modelo de trabajo que no ocurre con los colaboradores internos de una empresa.


Así, es uno de los tipos de tercerización existentes en el mundo emprendedor, con el objetivo de solucionar problemas relacionados, por ejemplo, con la falta de mano de obra súper específica.


Por lo tanto, podemos decir, que es la práctica de transferir operaciones, servicios o tareas, a una fuerza de trabajo externa, al contratar a terceros para su ejecución, dentro de un tiempo previamente estipulado.


Esta realidad ya ha ido creciendo paulatinamente en los últimos años, sin embargo, con el escenario de la pandemia y la necesidad de adaptarse al modelo de vida remota, Outsourcing ganó aún más espacio y presencia en las decisiones de inversión de varias organizaciones.


De hecho, un informe de Transparency Market Research señaló que se espera que la demanda de servicios de outsourcing crezca un 15%, de acuerdo con la necesidad de reducir gastos y mejorar las operaciones en las empresas.


Además de estas dos preocupaciones (menores gastos y mejores operaciones), un artículo de Brandon Gaille investigó otras razones que llevan a gerentes y directores ejecutivos, a decidirse por este tipo de inversión.

  • Reducir o controlar los costos: 44 %

  • Obtener acceso a recursos de TI no disponibles internamente: 34 %

  • Liberar recursos internos – 31%

  • Mejorar el enfoque en los negocios o en el cliente: 28 %

  • Acelerar la reorganización/transformación de la empresa: 22 %

  • Acelerar un proyecto – 15%

  • Tener acceso a conocimientos de gestión, no disponibles internamente: 15 %

  • Reducir el tiempo de comercialización: 9 %

En otras palabras, la tercerización ha ganado nuevas ramificaciones y aún más espacio en el ecosistema empresarial.


Tipos de Outsourcing

Existen cuatro tipos principales de ejecución de un modelo de trabajo de Outsourcing:

  • CO-SOURCING: está representado por una relación de sociedad entre contratista y contratado, en la que existen riesgos y responsabilidades para ambos agentes, por igual. Sin una jerarquía estrictamente definida.

  • OFF-SITE: es la prestación de un servicio tercerizado, directamente al cliente o consumidor, a través de un contrato a distancia.

  • IN HOUSE: es el punto antagónico al modelo off-site, a través del cual se establece la tercerización en el espacio físico de la empresa contratante.

  • OFFSHORING: este es el tipo de outsourcing que contratará mano de obra extranjera para realizar sus servicios.

Diferencia entre tercerización y outsourcing.

Se habrá preguntado ¿por qué usar un término en inglés para una práctica que ya estaba incorporada al día a día del mercado?


Bueno, la respuesta está en la diferencia entre estas dos herramientas.


Mientras que la tercerización se realiza en los sectores básicos de la empresa, sin preocuparse necesariamente por los objetivos de adopción de este modelo, apuntando, sobre todo, a la reducción de costos, el Outsourcing se realiza con fines muy específicos y estratégicos para la organización.


El objetivo del outsourcing es encontrar profesionales más capacitados para áreas específicas y, con ello, mejorar significativamente el producto/servicio entregado al cliente.


Es decir, se pretende potencializar las soluciones de venta de un determinado negocio, como es el caso del Centro de Monitoreo.


¿Cómo funciona el Outsourcing para el Centro de Monitoreo?

La instalación de un Centro de Monitoreo requiere una alta inversión en tecnologías y capacitación profesional. Como resultado, su empresa de seguridad, a menudo puede quedarse atrás de la competencia por no poder cumplir con estas especificaciones de manera oportuna.


Este es el escenario donde funciona la tercerización o el outsourcing para el Centro de Monitoreo.


De esa manera, algo que es súper desafiante, como mantener la seguridad electrónica de su cliente, se convierte en una tarea más simple y beneficiosa para todos: contratista, contratado y clientes.


En definitiva, su empresa de seguridad contratará a otra, especializada en vigilancia, para realizar su servicio de Centro de Monitoreo. Mientras tanto, continúa ofreciendo el servicio del Centro de Monitoreo, directamente a su cliente.


Como resultado, existe una mejor focalización de los recursos empresariales y la prestación de un servicio de mayor calidad. Sin embargo, las fallas de comunicación entre estas dos partes (contratista y contratado) pueden causar varios problemas.


Nuevamente, la empresa contratante proporciona la estructura inicial para el cliente y la empresa tercerizada monitorea y atiende a este cliente


En este escenario, cuando un gerente de seguridad decide invertir en la tercerización del Centro de Monitoreo, su empresa seguirá liderando el proceso de instalación para nuevos clientes, mientras que la empresa tercerizada realizará el mantenimiento de los equipos.


Razones para invertir en outsourcing o tercerización del Centro de Monitoreo

En un escenario donde no puede invertir en el Centro de Monitoreo en sí, ni en las tecnologías necesarias, la tercerización de este servicio puede permitir que su negocio sobreviva en el mercado.


Esto es lo que mostramos a continuación, con algunas razones para hacer esta apuesta:

  1. Al haber detrás una empresa especializada en este producto, su negocio pasa a ofrecer un servicio de mayor calidad y significado para el cliente.

  2. Su servicio estará siempre atento a las mejoras y avances tecnológicos relacionados con el Centro de Monitoreo, ya que la empresa tercerizada, al ser especialista en el tema, está al tanto de lo que demanda y ofrece el mercado, al respecto.

  3. Se mantiene el control sobre las asistencias y eventos registrados por los clientes en el Centro de Monitoreo. Es decir, sigue siendo parte del proceso, ya que solo el seguimiento y atención de llamadas es realizado por la empresa contratada.

  4. Acceso a informes e historial de llamadas y asistencias de la empresa contratada.

Incluso con las razones anteriores, también es importante señalar que esta opción de modelo de trabajo, también trae algunas dificultades de implementación, tales como:

  • Menos autonomía para su empresa de seguridad, ya que los procesos serán compartidos con otra organización;

  • Posibles fallos de comunicación entre el contratante y el contratado, provocando errores en la prestación del servicio;

  • Falta de vinculación con los trabajadores tercerizados y, en consecuencia, imposibilidad de verificar su evolución o no, en el puesto de trabajo:

  • Necesidad de una nueva rutina para verificar el trabajo ofrecido por el contratado, agregando una nueva función a su rutina o a la de uno de sus empleados.

______________________________________________


Ante lo anterior, nos preguntamos: ¿vale la pena optar por outsourcing o tercerizar un Centro de Monitoreo?


Las ventajas de este modelo están garantizadas, siempre que su negocio no pueda dirigir esfuerzos a una Central propia, con las tecnologías y adaptaciones técnicas necesarias.


Para ambos escenarios (out o insourcing), una cosa es fundamental: la inversión en tecnologías específicas y en un software de monitoreo que funcionen bien.


Es decir, automatizar su empresa de seguridad o verificar que la empresa tercerizada haga lo mismo, incluye contar con un excelente software de monitoreo, además de un equipo capacitado.


El software Segware Sigma para centros de monitoreo, es un servicio del líder del mercado, capaz de presentar las mejores soluciones para el monitoreo de alarmas, imágenes y control de acceso, garantizando más transparencia para los servicios de seguridad tercerizados.


"Segware Sigma es más que un software de monitoreo, es un sistema de gestión de seguridad en la nube, que ofrece un control total de su centro de monitoreo. Ágil e intuitiva, la plataforma lo ayuda a optimizar su negocio"


Póngase en contacto con nosotros para solicitar una demostración.


Si le interesa el tema y quiere contactarnos, a continuación, le mostramos algunas empresas que ofrecen el servicio de tercerización de monitoreo y utilizan la plataforma Segware SIGMA en su operación:


- Empresa Egide

- Compañía Anio Azul

- Empresa de seguridad SIM

- Compañía Eletrobauer

- Empresa Prodetech

- Empresa TK Portarias

- Empresa Centraliza Soluciones

148 visualizaciones